Barefoot es una corriente que sostiene la idea de correr descalzo o buscar al menos que el calzado se parezca lo más posible a ello. Aquí lo que se pretende es dejar al pie que funcione de la manera más natural posible, protegiendo lo esencial que es el contacto o roce con el suelo, a día de hoy sobretodo asfalto.

En los últimos años se han puesto de moda este tipo de calzado, los Barefoot, en grandes ciudades como Londres, Barcelona o Madrid es común ver por las calles personas usándolas para caminar o correr, en Bilbao poco a poco también vamos viéndolo y aprovechando que una paciente acudió la nuestra consulta llevándolas, vamos a hablar sobre ellos.

Al igual que el resto de animales, los seres humanos hemos caminado descalzos durante millones de años, las sandalias conocidas más antiguas tienen unos 5.000 años, ofrecían protección pero no alteraban nuestro patrón de movimiento. En los años 70, Nike creó la amortiguación en sus zapatillas, cámaras de aire e incorporó varios centímetros de talón. Este patrón en las zapatillas lo hemos mantenido durante los últimos 50 años, por esto si queremos empezar a usar el tipo de calzado Barefoot será necesario hacerlo de manera progresiva, si no incluso podrá ser perjudicial para las estructuras de nuestros pies, tanto músculos, tendones, ligamentos, fascia y huesos podrán dañarse.

  • Pros:

Para personas que caminando descalzos están cómodos o suelen hacerlo en casa, serán una buena opción para caminar por la calle ya que ayudará a fortalecer fascia plantar, musculatura intrínseca del pie, refuerza el arco natural y la musculatura de todo el miembro inferior se activará más ( isqueotibiales, cuadriceps, gemelos, sóleo…). A nivel del sistema propioceptivo de los pies será positivo, ya que se activara mejorando el equilibrio y estabilidad.

  • Contras:

Sobretodo a nivel de correr, la persona que quiera hacer la transición a este tipo de calzado minimalista, deberá dedicar tiempo de adaptación y transición, puede durar hasta un año. Deberá realizar ejercicios específicos para fortalecer planta del pie, musculatura de miembros inferiores, caminar descalzo en casa de diferentes maneras (estándar, talones, puntas, borde externo), cuando empieza a correr con los Barefoot empezar sólo el 10 % del entrenamiento (por ejemplo si quiere entrenar 10 km, al principio con el calzado 1 km, el 10 %).

La teoría de en qué se basan es buena, pero siempre es recomendable empezar a usarlos asesorados por profesionales que conozcan la materia, como nuestra podóloga. Esperamos que os haya resultado interesante.

Cualquier duda podéis preguntarnos pinchando aquí.

Koena Salud, Fisioterapia y Podología.

Bilbao

Comparte..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies