El vértigo es la sensación ilusoria de movimiento. El que lo padece siente que las cosas se mueven a su alrededor (vértigo objetivo), o que es él el que se mueve respecto al entorno (vértigo subjetivo). Además de esta sensación de movimiento, el Vértigo lleva asociado la aparición de desequilibrio, nistagmo y sighnos vegetativos como naúseas, vómitos, sudoración y taquicardia. La persona que lo padece siente una gran inseguridad para sus actividades diarias.h

Las causas que pueden provocar la aparición del vértigo incluyen problemas del oído interno, problemas cervicales, traumatismos craneales, tumores, infecciones craneales, problemas neurológicos, trastornos visuales, síndromes como el de Menieres, etc. El origen condicionará el tratamiento del vértigo.

Las pruebas para realizar un correcto diagnóstico incluyen:electroencefalograma, electronistagmografía, TAC, RMN, audiometría. También desde la fisioterapia y osteopatía podemos realizar distintas maniobras que nos orientarán en el diagnóstico del vértigo como la realización de pruebas calóricas del oído, prueba de Romberg, test de Klein o de la arteria vertebral, entre otras.

Una vez realizado el correcto diagnóstico, se realizará un tratamiento adecuado para cada caso. En primer lugar habrá que descartar la presencia de un vértigo de origen neurológico o infeccioso, que contraindique nuestro tratamiento.

  1. Vértigo ocasionado por un problema de oído interno: recurriremos a maniobras para recolocar el otolito. Es importante que la maniobra la realice un profesional, y que el paciente en su casa siga unas pautas marcadas por el terapeuta
  2. Vértigo de origen cervical: normalizaremos el nivel medular correspondiente, las articulaciones implicadas, el sistema muscular suboccipital, la musculatura cervical, ya que los propioceptores musculares cervicales están muy implicados en el equilibrio, la vascularización intracraneal…
  3. Vértigos por un trastorno visual: las trastornos oculomotores pueden repercutir en el equilibrio. Si existe una disfunción del sistema muscular oculomotor se va a ver afectado el reflejo oculovestibular, pudiendo dar lugar al vértigo. La terapia manual puede ayudar con el tratamiento de la musculatura oculomotora, tratamiento de los nervios craneales o tratamiento craneosacro.
  4. El captor postural será un factor a tener en cuenta en el tema de los vértigos, los trastornos del pie deberemos valorarlos si existen disfunciones articulares, desequilibrios musculares, retracciones fasciales… que puedan afectar al equilibrio.
  5. El sistema estomatognático también puede estar afectado en muchos casos. Las disfunciones de los cóndilos mandibulares como el desequilibrio tónico de la musculatura masticatoria pueden repercutir sobre el sentido del equilibrio por su relación con el hueso temporal.

Ya sabéis los tipos de vértigos que existen y que podemos tratarlos desde la fisioterapia y osteopatía, si os surge alguna duda no dudéis en contactarnos.

Koena Salud

Fisioterapia, Podología y Nutrición.

Bilbao

Comparte..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies