El estreñimiento es una de las causas más habituales por los que los pacientes visitan al médico digestivo. Es más común en mujeres, especialmente a partir de los 65 años de edad. El estreñimiento tiene un gran impacto en el empeoramiento de la calidad de vida del paciente, por lo que no debemos pasarlo por alto. Además, los pacientes con estreñimiento suelen tener el sistema inmune afectado con el consiguiente riesgo de padecer enfermedades autoinmunes.

El estreñimiento funcional se engloba dentro de los trastornos funcionales del intestino y llamamos estreñimiento a la dificultad para evacuar las heces. Esto puede ser por una baja frecuencia de deposición (“voy poco al baño”) o por un esfuerzo para defecar (“me cuesta mucho trabajo evacuar”). El médico para evitar agravar el problema suele mandar fibra y laxantes. Las disfunciones del intestino grueso suele dar dolor referido en algunas de estas regiones: región lumbar, sacro-ilíaca, trocánteres mayores. El dolor procede de la distensión sostenida de las paredes del colon. Existen unos receptores sensibles al estiramiento que informan a centros superiores de que existe una zona del intestino con un exceso de tensión. Esto explica el dolor abdominal y el posible dolor referido a la columna vertebral. También es muy habitual encontrar a pacientes que cuando sufren más estreñimiento, se encuentran más cansados y con más molestias lumbares.

Por ello, podemos decir que el dolor debido al estreñimiento tiene diversos mecanismos de explicación: fisiológico, biopsicosocial, bioquímico y psíquico. Por decirlo de otra forma, es esa persona que “le duele todo el cuerpo”.

Mediantes ciertas técnicas manuales podemos mejorar el aporte muscular sobre la víscera luchando pues contra la congestión funcional visceral y optimizar así el control autónomo de la víscera. Será necesario antes un diagnóstico diferencial, para plantear un tratamiento global adecuado a cada persona. Si tenéis alguna duda no dudéis en contactarnos.

Koena Salud.

Fisioterapia, Podología y Nutrición.

Bilbao.

Comparte..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies