En el articulo de hoy os vamos a hablar de dolor pélvico crónico, pero para ello, vemos necesario comenzar hablando sobre qué es el dolor. El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a un daño tisular real o potencial.

El dolor puede tener diferentes características (punzante, sordo, fuerte…) y sufrirse durante un periodo de tiempo. Según el tiempo que dura lo llamamos crónico o agudo.

  • Dolor Agudo: aquel que dura menos de 3 meses y se produce por la lesión de algún tejido.
  • Dolor Crónico: Aquel dolor que dura más de 3 meses y se caracteriza porque la lesión del tejido ya no es el principal problema. La perpetuación del dolor se produce por una «malinterpretación» de nuestro cerebro en la que considera situación de peligro y pone en marcha la alarma del dolor cuando ya no era necesario.
¿Qué es el dolor pélvico crónico?

El dolor pélvico crónico es un dolor localizado en la zona de la pelvis. Éste puede producir diferentes sensaciones dolorosas como pueden ser:

  • Dolor continuo e intermitente. Si el dolor es continuo, no se calma ni aumenta en ninguna situación, movimiento o momento del día. Debemos consultar a un médico para poder descartar patologías que puedan ser malignas.
  • Dolor constante de intensidad leve o aguda, parecido a un calambre. Puede ser en un punto especifico o difuso en la zona de la pelvis.
  • No sentimiento de dolor, sino ganas de orinas intensas, presión o molestias.

El dolor pélvico general suele desaparecer una vez que se ha solucionado la causa que lo originaba (una episiotomía tras el parto, traumatismos, hipo o hipertonía del suelo pélvico…) pero cuando éste no se alivia tras 3 meses, empezamos a hablar de dolor pélvico crónico.

Las causas que pueden producir el dolor pélvico crónico, pueden ser:
  • Ginecológicas
  • Neurológicas
  • Musculoesqueléticas
  • Psicosociales
  • Dolor menstrual
  • DIU
  • Endometriosis
  • Malformaciones internas
  • Cicatrices internas
  • Cirugías gastrointestinales
  • Fisuras anales
  • Síndrome colon irritable
  • Enfermedad Crohn
  • Cistitis
  • Atrapamientos nerviosos
  • Posición incorrecta

En cualquier caso, cuando un dolor se ha cronificado, no suele ser nunca por una sola causa. Un dolor pélvico crónico puede haberse iniciado a raíz de una infección de orina o de una cicatriz, pero deben sumarse otros factores para que se produzca la «malinterpretación» de nuestro cerebro acerca de la información que le llega de nuestro cuerpo y se produzca la perpetuación. Es importante señalar que el dolor pélvico crónico no es exclusivo de la mujer, por lo que también lo pueden sufrir los hombres.

Un cuestionario extenso y preciso mediante la realización de una analítica básica y un examen médico exhaustivo son el primer paso para acercarse a un diagnostico adecuado del dolor pélvico crónico. En la mayoría de los casos es necesario hacer un abordaje multidisciplinar, con fisioterapia especializada en suelo y psicología.

Existe suficiente evidencia científica que justifica que el abordaje del dolor pélvico crónico mediante diferentes técnicas, influyen en cambios a nivel del sistema nervioso. Los Fisioterapeutas de suelo pélvico podemos actuar de forma manual para aliviar tensión y mejorar el estado de la musculatura perineal.

La realización de terapia manual en esta zona elimina puntos gatillos que generan una sobre activación con el resto de componentes del compartimento lumbo abdomino pélvico, técnicas miofasciales…. además, en Koena poneos a tu alcance técnicas instrumentales como el biofeedback con el que podrás tomar conciencia del estado de contracción-relajación de tu musculatura, la electro-estimulación para conseguir disminuir el dolor de forma local o la INDIBA para generar cambios a nivel más profundo, mejorando la vasodilatación de la zona.

Es nuestro deber como fisioterapeutas del ámbito pelvi-perineológico actualizar nuestros conceptos de fisiología del dolor y utilizar herramientas/técnicas más adecuadas, basadas en la evidencia para esta patología tan compleja. Si os queda alguna duda o necesitáis más información, estaremos encantadas de que en contactáis con nosotras.

Koena Salud

Bilbao

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies