El Batch Cooking es un método de organización que consiste en cocinar alimentos que puedes guardar y conservar en la nevera para consumir los siguientes días. Preparar alimentos que puedan servir de base o complemento en varios platos. Es una forma cómoda para personas con poco tiempo durante la semana y que no les importe repetir comidas o cenas.

Este método de organización como es el Batch Cooking, tiene 2 grandes ventajas:

1.  Planificas las comidas de toda la semana:

  • Toda acción que esté planificada será más fácil de cumplir, porque llegado el momento de realizarla ya sabrás cómo actuar.
  • Evitas comidas de última hora en las que por falta de tiempo tiendes a comer lo más rápido o lo más apetecible, que en momentos de hambre suelen ser platos más calóricos.

2.  Cocinamos un solo día:

  • Ahorras tiempo. Invierte 2 horas de la semana cocinando para los 4-5 días siguientes.
  • Desperdicias menos comida porque solo comprarás lo que vas a comer. Haz un inventario de los alimentos que tienes en la nevera o la despensa y piensa en recetas que los incluyan.

 

Un aspecto muy importante a considerar con el Batch Cooking es en el momento de pensar el menú, conocer el tiempo de conservación de cada plato.

 

Tiempo de conservación de alimentos en refrigeración
  • Pollo o Pavo crudos: 1-2 días en perfectas condiciones. Una vez cocinados aguantan 3-4 días en buen estado.
  • Carnes (vacuno o cerdo): 3-5 días.
  • Pescados: 1 día en perfectas condiciones. Lo ideal es congelarlo siempre al menos 72 horas para evitar intoxicaciones.
  • Sopas, cremas, cocidos, guisos, verduras cocidas: 3-4 días.
  • Pasta, arroz y patata cocidas: 2-3 días
  • Huevos cocidos: 1

¡Importante! Una vez cocinada la comida nunca se debe dejar enfriar fuera. Durante esas horas que pasa enfriándose a temperatura ambiente existe mayor riesgo de crecimiento microbiano.

 

También es buena opción congerlar esos platos que quedan igual de sabrosos una vez descongelados, para comerlos al final de la semana y priorizar el consumo de ensaladas o platos con pasta, arroz o patata.

 

Cómo planificar las comidas semanales

Para asegurarte de que las comidas son equilibradas y completas, es recomendable seguir el Método del Plato de Harvard:

A la hora de planificar el menú incluye verduras en todas las comidas, alimentos proteicos y grasas saludables. 

 

Ejemplo de menú semanal:

  • LUNES:
    • Garbanzos con verduras (comida)
    •  Sopa de verduras con arroz y pollo (cena)
  • MARTES:
    • Setas y trigueros con pollo a la plancha (comida)
    • Tostada con salmón marinado (o ahumado) y hojas verdes (cena)
  • MIÉRCOLES:
    • Garbanzos con verduras (comida)
    • Sopa de verduras con 1 huevo cocido (cena)
  • JUEVES:
    • Ensalada con 1 huevo cocido y salmón marinado o ahumado (comida)
    • Setas y trigueros a la plancha con salsa de queso (cena)
  • VIERNES:
    • Sopa de verdura + ensalada con Pescado al horno con huevo cocido (comida)
¡La falta de tiempo ya no será una excusa!

Si tienes cualquier duda o pregunta no dudes en contactar o sino directamente puedes contactar directamente con nuestra nutricionista Ainize.

Fisioterapia, Osteopatia, Podología y Nutrición.

Bilbao.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies