La ecografía, es una herramienta más en el razonamiento clínico en Fisioterapia.

Dentro del ámbito de la Fisioterapia la ecografía músculo-esquelética es un recurso cada vez más utilizado, en el razonamiento clínico. Para aquellos que tengáis dudas… ¿Qué utilidad puede tener un ecógrafo en el campo de la Fisioterapia?

La ecografía músculo-esquelética es una herramienta que nos permite estudiar y visualizar de forma objetiva diferentes estructuras del aparato locomotor, tales como músculos, tendones, ligamentos, aponeurosis, huesos, nervios, etc. Nos permitirá objetivar cambios a lo largo del tratamiento y llevar un seguimiento del desarrollo de la lesión, así como verificar la eficacia del tratamiento.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE EL USO DE LA ECOGRAFÍA DENTRO DE LA FISIOTERAPIA?

A diferencia de otras pruebas de imagen, la ecografía utiliza los ultrasonidos como medio físico para visualizar el tejido. Los ultrasonidos constituyen un medio poco invasivo e inocuo, por lo que está exento de riesgos para el paciente y permite repetir la exploración tantas veces como sea necesario. Además de esto, la ecografía nos permite visualizar el comportamiento del tejido durante el movimiento. Mediante diferentes pruebas dinámicas, tanto fisioterapeuta como paciente, podrían observar cómo deslizan y se mueven unas estructuras respecto a otras, lo cual permite analizar las características de las lesiones con mayor precisión.

¿EN QUÉ CASOS PUEDE RESULTAR ÚTIL EL USO DE UN ECÓGRAFO?

La ecografía puede ser útil en múltiples:

  • Cobra especial importancia en el ámbito deportivo, pues nos permite observar lesiones a nivel muscular o ligamentos y valorar su recuperación. Gracias a la ecografía será más fácil estimar los tiempo de recuperación tras una lesión/accidente.
  • A la hora de realizar ejercicio terapéutico, como los hipopresivos o el pilates, mediante la ecografía podremos comprobar/valorar la eficiencia de la contracción muscular para realizar el ejercicio con la mayor eficacia posible.
  • El empleo del ecógrafo permitirá también realizar una Fisioterapia invasiva mucho más precisa en técnicas como la punción seca o la neuromodulación, garantizando una mayor eficacia de la técnica y volviendo ésta más segura para el paciente.
  • En técnicas como la neurodinamia, el empleo del ecógrafo nos permite objetivar el movimiento de los nervios periféricos en casos de neuropatías.
  • Etc.

En términos generales, la ecografía músculo-esquelética constituye una excelente herramienta para optimizar nuestros tratamiento y mejorar la asistencia que ofrecemos a nuestros pacientes.

¿Os quedan dudas acerca de la ecografía músculo-esqueletica?

¡Contactadnos!

Fisioterapia, Osteopatía, Podología y Nutrición.

Bilbao.

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies