Qué tipo de lesión es y cómo se presenta.Periostitis

La Periostitis tibial es una lesión que se produce por microtraumatismos de repetición o sobreuso en la región anterior tibial. Esto ocurre cuando la tibia y la musculatura que la rodea se ven sometidas

El dolor suele presentarse en la mitad distal de la tibia por su cara anterior, de forma difusa. En su estado inicial, el dolor se presenta al inicio de la actividad física y mejora a medida que el tejido se va calentando. En un estadio más avanzado, el dolor puede aparecer con menos intensidad de ejercicio y puede permanecer tras la actividad física, en estado de reposo.

Cuando hablamos de periostitis tibial, hablamos de una lesión que se da frecuentemente en atletas o individuos que realizan ejercicio físico intenso con regularidad. Por lo que errores en la programación del entrenamiento o en la gestión de la carga suelen ser la causa más común de la aparición de dicha dolencia. Aunque por supuesto, otros factores como la nutrición o el estrés ambiental también pueden influir decisivamente en la lesión y la capacidad de autocuración.

En una periostitis tibial es frecuente encontrar un exceso de tensión en estructuras profundas del compartimento posterior de la pierna. Los músculos flexores largos, el tibial posterior, el sóleo y los gastrocnemios se encuentran frecuentemente débiles o fatigados y no son capaces de rendir con eficacia, lo cual genera dolor en la parte anterior de la tibia.

Periostitis tibial desde la Fisioterapia

Desde la Fisioterapia contemplaremos la lesión con dos objetivos diferentes:

  • Disminuir el dolor y normalizar las tensiones musculoesqueléticas a nivel de la pierna. Las técnicas de terapia manual, como la punción seca, el masaje, la liberación fascial, etc. nos ayudarán a disminuir el dolor de la pierna y a normalizar posibles excesos de tensión. También el tratamiento acompañado de IndibaActiv puede ayudar a acelerar la recuperación.

 

  • Readaptar la musculatura a la actividad física previa. Será necesario estudiar las características de la actividad física previamente realizada (intensidad, duración, disciplina) y adaptar los parámetros a las capacidades de rendimiento del individuo en el momento de rehabilitación. Y de ahí, ir progresando una vez la zona afectada pueda adaptarse a los requerimientos de la disciplina deportiva.

Como veis, la periostitis tibial es una lesión atípica y compleja, por lo que si os queda alguna duda sobre el tema o necesitáis trataros alguna dolencia, estamos a vuestra disposición.

Koena Salud

Bilbao

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies