La sinusitis es la inflamación de los senos paranasales y generalmente es causada por una infección viral, bacteriana o micótica.

Los senos paranasales son espacios llenos de aire en el cráneo (por detrás de la frente, las mejillas y los ojos) que están cubiertos con membrana mucosa. Son estériles, es decir, que no contienen bacterias ni otros organismos, y al estar abiertos es lo que permite que la mucosa drene y el aire circule. Cuando se inflaman y se cierran es cuando se produce la sinusitis.

Hay cuatro pares de senos paranasales:

  • Senos frontales
  • Senos maxilares
  • Senos etmoides
  • Senos esfenoides

Esta mucosa reacciona a cualquier agresión externa con una inflamación llamativa. El moco se acumula en el área produciendo un aumento de presión causando distintas sintomatologías:

  • Congestión y secreción nasal
  • Dolor de garganta y goteo retronasal
  • Dolor de cabeza
  • Presión en los ojos
  • Dolor de muelas
  • Tos (empeora por la noche)
  • Pérdida olfativa
  • Fatiga y cansancio
  • Fiebre

Dependiendo de la duración de la sinusitis se puede catalogar de sinusitis aguda, cuando dura entre una y ocho semanas, o sinusitis crónica, cuando dura 12 semanas o más.

El resfriado común es la principal causa de la sinusitis aguda. A no ser que se contraiga una infección bacteriana, la resolución de la mayoría de los casos demora entre una semana y 10 días, y los remedios caseros podrían ser lo único que se necesita para tratar la sinusitis aguda. La sinusitis crónica dura más de 12 semanas a pesar del tratamiento médico.

El dolor que genera la sinusitis suele ceder al sonarse la nariz, ya que con este gesto se consigue disminuir la presión de los senos paranasales gracias a la vibración que se genera y al movimiento del cuerpo.

Por la relación embriológica que existe entre la mucosa de los senos paranasales y las del intestino grueso y delgado, no es casual encontrar una infección intestinal al mismo tiempo que sufrimos una sinusitis crónica, por lo que en consulta, son zonas que evaluamos en su conjunto y, si es necesario, trabajamos sobre la víscera correspondiente.

Con la Fisio-Osteopatía conseguimos equilibrar las tensiones de los tejidos blandos, en este caso, poniendo nuestras manos sobre el cráneo y sobre el abdomen. El objetivo será restaurar la biomecánica local y general del cráneo para vascularizar y esterilizar el seno, normalizando la función de la mucosa y, de esta manera, detener la inflamación. Se le da movilidad a todos los huesos del cráneo y se vacían los senos mecánicamente.

Si sufres sinusitis y quieres saber más sobre cómo desde la fisioterapia y osteopatia podemos ayudarte, estaremos encantadas de atenderte.

Koena Salud, Fisioterapia, Podología y Nutrición

Bilbao

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies