¿Que es un prolapso de órgano pelvico?

Un prolapso es una herniación de un órgano pélvico. Puede generar sensación de presión y asociarse a incontinencia urinaria, incontinencia fecal, sensación de defecación incompleta y disfunción sexual.

Puede afectar a mujeres de todas las edades sin embargo, es más común en mujeres de edad avanzada. También hay casos en los hombres pero son muy poco frecuentes.

Aunque la etiología sea multifactorial, el embarazo es el factor de riesgo más asociado a la aparición de prolapso. Otros factores son las malas posturas, el estreñimiento, sobrepeso y obesidad y el consumo de hábitos tóxicos.

TIPOS

Atendiendo a la definición de prolapso, el descenso del órgano puede ser cualquiera de los que se encuentran en la cavidad pélvica. También puede darse el caso que desciendan dos o más de ellos. Si un prolapso no se trata puede acabar afectando a las estructuras vecinas y desarrollar otro tipo de prolapso. Es importante señalar que el problema no reside en el propio órgano que desciende, sino en el tejido que es incapaz de sostener el órgano. Teniendo en cuenta lo descrito anteriormente, existen diferentes tipos de prolapso:

  • Cistocele: Es es prolapso más común. La vejiga se asoma por la cara anterior de la vagina. En su descenso, la vejiga puede arrastrar a la uretra, denominándose uretrocistocele. La sintomatología asociada que podemos encontrarnos sería incontinencia urinaria, urgencia urinaria e infecciones urinarias.
  • Uterocele: Se conoce como el descenso del útero por el canal vaginal. Primero desciende el cuello y luego el cuerpo uterino. En los casos más graves, el útero puede salir por la abertura vaginal.
  • Rectocele: El recto desciende por la cara posterior e la vagina. La alteración en la movilidad intestinal, el estreñimiento, la aparición de hemorroides y la sensación de vaciado incompleto en la defecación son los signos que se relacionan con dicha patología.
  • Enterocele: Descenso del asa intestinal a través del fondo posterior de la vagina.
  • Prolapso de la cúpla vaginal: En mujeres que se les haya realizado una histerectomía es común el descenso de la cúpula vaginal.

GRADOS

  • Grado 1 o leve: El descenso del órgano se produce dentro de la vagina.
  • Grado 2 o moderado: El descenso alcanza la entrada de la vagina.
  • Grado 3 o grave: Sobrepasa la entrada de la vagina al realizar esfuerzos.
  • Grado 4 o total: El órgano está completamente fuera incluso en reposo.

Tratamiento

Se necesita realizar una valoración previa por parte de un fisioterapeuta de suelo pélvico para determinar el alcance del daño. El tratamiento dependerá del grado. Los grados leven y moderado son tratados a través de técnicas de fisioterapia y ejercicios que busquen la tonificación del suelo pélvico con el objetivo de aliviar la sintomatología y evitar que el prolapso alcance un tercer o cuarto grado. En los casos más graves, en los que el órgano sobrepasa la entrada de la vagina, generalmente se necesita una cirugía para corregir el descenso. Tras la intervención quirúrgica se recomienda el tratamiento fisioterapeútico para corregir hábitos, tonificar el suelo pélvico y trabajar a nivel postural.

Por último nos gustaría hacer incapié en la importancia de la PREVENCIÓN y el DIAGNOSTICO PRECOZ. El entrenamiento de la musculatura de suelo pélvico debería estar incoporada en cualquier rutina de entrenamiento como método preventivo. En lo referido al diagnóstico precoz, detectar un prolapso cuanto antes ayudará a evitar que se intensifique la gravedad.

Si tienes cualquier duda o quieres consultarnos de manera individual, nuestro equipo de fisioterapeutas especializado en suelo pélvico estaría encantado de ayudarte.

Fisioterapia, Podologia y Nutrición

Bilbao.

 

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies