Podemos describir los Puntos Gatillo como: “un punto altamente irritable de dolor exquisito en un nódulo de una banda tensa palpable de un músculo esquelético”,  Travell y Simons, 1993.

Estos “puntos” pueden tener una dimensión de” pequeño grano o de guisante” hasta de “bulto grande” y se pueden sentir debajo de la superficie que alojamos dentro de la fibra muscular. Si son dolorosos a la presión pueden ser perfectamente puntos gatillos. Ya en 1957, la Dr Janet Travell descubrió que los Puntos Gatillo generan y reciben distintas corrientes eléctricas, determinando experimentalmente que la actividad de los Puntos Gatillo puede cuantificarse exactamente midiendo estas señales en un electromiograma, con lo que desde hace ya muchos años se realizan multitud de estudios científicos al respecto.

¿Cómo reconocer un Punto Gatillo?

Debemos buscar rigidez en el músculo afectado, sensibilidad del punto , nódulo o banda tensa palpable, dolor localizado, presencia de dolor referido y reproducción de los síntomas del paciente.

Puede haber un cierto solapamiento de los Puntos Gatillo y los puntos de acupuntura, pero no son equivalentes. Los puntos de acupuntura son considerados concentraciones localizadas de energía que se desarrollan a lo largo de líneas electromagnéticas (meridianos). Los Puntos Gatillo, por su parte, son discretas cadenas nodulares en tejidos miofasciales que cuando se estimulan, causan un patrón específico y reproducible de dolor referido.

Los Puntos Gatillo se describen de diversas formas según su localización, su sensibilidad y cronicidad:

  • Puntos Gatillo centrales( o primarios) : siempre se encuentran en el centro del cuerpo muscular.
  • Punto Gatillo satélite (o secundarios): son la respuesta a un Punto Gatillo central , en los músculos vecinos que se sitúan en la zona de dolor referido. A menudo se resuelven una vez inactivado el punto Central
  • Puntos Gatillo inactivos o latentes: son bultos y nódulos palpables, se pueden desarrollar en cualquier parte del cuerpo y a menudo son secundarios. No dolosos a la presión y no evidencian una vía de dolor referido. Dan lugar a la mayoría de rigideces musculares. Estos puntos son mas habituales en personas con un estilo de vida sedentario. Pueden reactivase si el Punto Gatillo primario es estimulado o después de un traumatismo o una lesión.
  • Puntos Gatillos activos: estos suelen ser centrales o satélites. Diversos estimulantes pueden activarlos como forzar la actividad muscular con dolor. Es mas común tras aumentar la actividad después de un accidente de tráfico, el Punto Gatillo es sensible a la palcacion y muestra dolor referido.

Existen factores que pueden hacer más complicada la eliminación de los Puntos Gatillo como es la edad avanzada, la mala postura, obesidad, anorexia, tejido cicatricial( postquirurgico), deportes, patrones de estrés, trastornos metabólicos, deficiencia de vitaminas, anomalías oseas, trastornos crónicos, etc. La postura suele tener un papel crucial en el mantenimiento de la actividad del Punto Gatillo, una mala forma de sentarse y /o estar de pie durante horas, constituyen tanto un factor patogénico como de manteniento, de la actividad de los Puntos Gatillos.

Con frecuencia, las recomendares y con ejercicios postulares son la clave para desactivar de forma definitiva los Puntos Gatillos. Próximamente os describiremos en otra entrada del blog los posibles tratamientos que aplicamos en consulta.

Para cualquier duda podéis poneros en contacto con nosotras, estaremos encantadas de atenderos.

Koena Salud, Fisioterapia y Podología.

Bilbao

Comparte..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies