La postura en el puesto de trabajo es casi tan importante como el trabajo en sí, ya que, de ello depende en gran parte nuestra salud y seguir ejerciendo nuestra actividad de una manera activa. El transcurso del tiempo, la manera de sentarnos, el uso del móvil y el trabajo con el ordenador, puede afectar a nuestra postura corporal. La adopción de malos hábitos posturales que pueden desencadenar dolores de espalda y diferentes tipos de lesiones.

Para evitar estos trastornos musculoesqueléticos y controlar la postura y ergonomía en el trabajo, te damos algunos consejos:

  • Mantén la temperatura adecuada. Es muy común que aparezcan conflictos si la temperatura en el trabajo no es la adecuada. Lo ideal es que el ambiente esté entre 17º y 27º.
  • Haz ejercicio para prevenir lesiones. Los estiramientos y ejercicios de tonificación ayudarán a tu cuerpo a mantenerse sano, prevenir lesiones y mejorar la postura en el trabajo.
  • Apoya firmemente tus pies en el suelo. Es importante que la altura de la silla te permita apoyar las plantas de los pies en el suelo completamente, formando en las piernas un ángulo de 90º.
  • Mesa adecuada a tus características. La mesa no debe ser ni demasiado alta ni demasiado baja. Puedes regular la altura de la silla para adecuarte a ella, utilizando un reposapiés si es necesario.
  • Evita inclinaciones hacia adelante del cuello y la espalda. Estas posturas se suelen adoptar al utilizar dispositivos móviles. La mejor manera de mirarlos sería a la altura del pecho, evitando inclinaciones perjudiciales.
  • La parte superior del ordenador a la altura de tus ojos, de manera que no se produzcan reflejos. Asimismo, descansa cada 5 minutos mirando a lo lejos para evitar que aparezca fatiga ocular.
  • Ilumina bien tu centro de trabajo. Es esencial que tu puesto de trabajo disponga de luz general, natural o artificial, y un foco directo a tu centro de trabajo para aquellos momentos que requieran de mayor precisión. Si eres diestro la luz deberá entrar por la izquierda, y si eres zurdo, viceversa. Con una buena iluminación evitarás la fatiga visual y el dolor de cabeza.
  • Levántate y muévete a menudo. Cambia de posición con frecuencia y ayudarás a que la musculatura no se tense en exceso.

Si notas que tu postura en el trabajo no es la adecuada, sigue estos consejos y notarás mejoría en tu ergonomía en el ámbito laboral. Y para cualquier duda o consulta, no dudéis en poneros en contacto con nosotras.

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies