La Columna Vertebral es una estructura dotada de gran fuerza y movilidad en todas las direcciones, gracias a las vértebras que la componen. Está constituida por 29 vertebras( 7 cervicales, 12 torácicas o dorsales, 5 lumbares, 5 sacras fusionadas) dispuestas una sobre otra por medio de discos intervertebrales. Se estabilizan gracias a la existencia de ligamentos intrínsecos y a una musculatura extensora espinal y abdominal. Con el fin de aumentar la resistencia a las cargas y como consecuencia de una posición bípeda, la Columna Vertebral presenta unas curvaturas fisiológicas características, lordosis cervical, cifosis dorsal, lordosis lumbar y cifosis sacra. Las alteraciones que vamos a explicar y valorar se denominan hiperlordosis o hipercifosis. A continuación os explicaremos las posibles alteraciones de cada región:

  1. En la región cervical lo más común es encontrar aplanamiento de la lordosis cervical (rectificación cervical). Puede estar provocada por diversos motivos:
  • Causas congénitas, por genética.
  • Higiene postural incorrecta, que con los años conlleve cambios en la estructura de la columna.
  • Traumatismos, golpes, accidentes de trafico, etc.
  • Contracturas musculares, pueden asociarse a puntos de tensión de la parte anterior.

Como principales consecuencias y sintomas nos encontramos:

  • Cambios en la posición del cráneo, alteración biomecánica del complejo cérvico-craneal ( con el tiempo influirá en la atm; disminuyendo el espacio entre el occipital y la segunda vertebra cervical, complejo muy importante en el equilibrio anterior , muscular y de fuerza de todo el complejo cérvico-cráneo- mandibular.
  • Aumento de la tensión de la musculatura intervertebral, alrededor de las vertebras por parte posterior del cuello y de los trapecios, musculatura periescapular, etc.
  • Aumento de la presión en vasos, nervios, tendones etc.
  • Posibilidad de aparición de cefaleas, dolor de cabeza, por compresión de nervios.
  • En algunos casos se puede producir dolor o molestias oculares, en el oído, acúifenos, hiperestesia en cuero cabelludo (aumento de la sensibilidad que molesta al peinarse), irritación nerviosa en el complejo occipito-vertebral que mencionamos anteriormente.
  • El dolor en el cuello es muy común entre la población adulta, entorno al 70% de los adultos pasados los 40 años tendran alguna vez en su vida y entorno al 20% personas sufren dolores en el cuello.

 

2. En la región dorsal  la cifosis fisiológica o normal  es de 20º- 40º, cuando hablamos de hipercifosis los grados pasan a ser de 45º o más. Esto conlleva un aumento anterior de las vertebras y su núcleo pulposo desviado hacia atrás. Ligamentos posteriores elongados, músculos electores elongados e inhibidos, costillas y tórax aplanados, déficits en la ventilación normal, proyección de la cabeza cráneo- cervical, hombros en antepulsión (retracción de pectorales), compensación lumbar con hiperlordosis. Existen cinco cuadros clínicos que que suelen conllevar hipercifosis dorsal:

  • Causas congénitas.
  • Enfermedad de Scheuermann (es una necrosis aséptica de los cartílagos epifisarios de los platillos vertebrales que afecta a jóvenes en edad de crecimiento).
  • Osteoporosis post-menopaúsica.
  • Espondilitis anquilopoyética.
  • Postural.

En la región dorsal también encontramos otra alteración contraria a las vistas anteriormente, el dorso plano, el cual os hablaremos en otro post.

3. En la región lumbar debido a la longitud de palanca existente, esta región es la zona más vulnerable de la columna vertebral ante la presencia de cargas de todo tipo. Podemos encontrar una curvatura aumentada, hiperlordosis, aplanada o incluso invertida.

  • La falta de lordosis normal sugiere espasmo de los músculos paravertebrales.
  • La curvatura exagerada puede ser ocasionada por una debilidad de los músculos abdominales o de la faja abdominal, puesto que ayudan a impedir que la columna lumbar se vuelva cada vez más lordótica.
  • El aumento de la lordosis lumbar puede asimismo estar causada por deformidad de la cadera fijada en flexión, en este caso la lordosis excesiva sustituye la extensión verdadera de la cadera.

Para todas estas alteraciones de la columna vertebral lo más importante es realizar una buena valoración y depende del caso tratamiento de fisioterapia y/o ejercicio terapéutico tipo pilates, donde vamos a reforzar las zonas debilitadas, estirar las zonas acortadas y realizaremos un trabajo intenso postural, donde dependiendo del origen podremos compensar esas alteraciones.

Si tenéis alguna duda sobre el tema o de si podemos ayudaros en vuestro caso no dudéis en contactarnos.

Fisioterapia y Podología

Koena Salud, Bilbao

Comparte..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies