La mayoría de personas han sufrido en su vida un Esguince de Tobillo y es muy frecuente que se curen mal o que vuelva a suceder en el mismo pie de la lesión, vamos a explicaros lo mejor posible de lo que se trata y las mejores herramientas que hay actualmente para tratarlo.

¿Qué es un Esguince de Tobillo?

Es una distorsión de uno o varios ligamentos del tobillo los cuales se llevan más allá de los límites fisiológicos, a consecuencia de un movimiento forzado y brusco de la parte posterior del pie SIN desplazamiento óseo permanente, aunque si que se producen bloqueos articulares como el de la articulación tibioastragalina. Hay factores de riesgo que favorecen su aparición como el acortamiento del tendón de Aquíles, pie cavo, torsión tibial externa, sobrepeso…etc. Suelen cursar con dolor, edema y puntos dolorosos a la palpación, es recomendable realizar una radiografía para descartar lesiones oseas frecuentes como la fractura de la cabeza del quinto metatarsiano o fisura de cabeza del peroné.

¿Dónde puede producirse un Esguince de Tobillo?

  • Tibiotarsiano externo (LLE) el MÁS FRECUENTE, debido a la posición forzada del pie en supinación+ varo+ adducción.
  • Tibiotarsiano interno (LLI)  suele ser poco frecuente y suele ir asociado a la fractura del maleolo.
  • Subastragalino asociado al LLE.

¿Cuantos grados hay de Esguince de Tobillo?

  • Grado I:  Se produce una distensión en la cápsula que produce tumefacción y dolor moderado, además de la distorsión ligamentosa.
  • Grado II y III: Se produce todo lo anteriormente citado y además rotura de las fibras del ligamento sin existir separación entre el ligamento y el hueso
  • Grado IV con tratamiento quirúrgico : Llega a existir rotura del ligamento y el hueso por lo que es necesario la reparación tendinosa con sutura quirúrgica.

¿Cómo se puede tratar un Esguince de Tobillo ?

La fisioterapia es el mejor recurso que tenemos para tratar un esguince de tobillo, ya que desde el primer momento podemos empezar a realizar drenaje linfático para disminuir el edema y la inflamación.  Los últimos estudios demuestran que una movilización temprana controlada, junto con ejercicios de propiocepción y diversas técnicas de fisioterapia como osteopatía o punción seca producen el mejor resultado final, acortando los tiempos de la patología y sobretodo evitando las recidivas, tan frecuentes en este tipo de lesiones.

Siempre poneros en manos de los mejores profesionales sanitarios, ya que un esguince mal curado puede ser algo que arrastremos durante muchísimo tiempo. Para cualquier duda podéis poneros en contacto con nosotras, estaremos encantadas de resolverlas.

Koena Salud, Fisioterapia y Podología.

Bilbao.

 

Comparte..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies