En el artículo de hoy vamos a hablar del ciclo menstrual de la mujer, sabiendo que éste es la serie de cambios que el cuerpo de la mujer experimenta todos los meses en preparación para la posibilidad de un embarazo.

Cada mes, uno de los ovarios liberan un óvulo en un proceso llamado ovulación. Al mismo tiempo, se producen cambios hormonales que preparan al útero para el embarazo. Si se produce la ovulación pero no se fertiliza el óvulo, el tejido que recubre el útero se expulsa a través de la vagina. Este es el período menstrual. Las mujeres durante la edad más fértil vivimos una alternancia cíclica en la actividad de todos los sistemas del cuerpo-mente.

El ciclo menstrual se puede dividir en dos fases:
  • La primera fase o fase folicular, comienza con el primer día de menstruación y acaba con la ovulación. En esta primera fase predominan los estrógenos.
  • La segunda fase o fase lútea, Comienza con la ovulación y dura hasta la siguiente menstruación. En esta segunda fase predomina la progesterona. La caída brusca de la progesterona a raíz de la segunda fase del ciclo, provoca la descamación del endometrio (Menstruación) iniciándose así un nuevo ciclo.

El endometrio es la capa más interna del útero que, al comenzar el periodo se engruesa y si no hay embarazo, se descama y produce el sangrado que viene a durar de 2 a 7 días, volviendo a quedar fino hasta el siguiente ciclo.

En el ciclo menstrual, los ovarios producen progesterona y estrógenos todo el tiempo pero para que todo funcione correctamente deben producirse las curvas de niveles normales de una manera cíclica y equilibrada. Cómo hemos mencionado anteriormente, en la primera fase del ciclo predominan los estrógenos y en la segunda la progesterona, lo que produce un ciclo alterno de hormonas que conduce a la menstruación.

Los efectos de los estrógenos y la progesterona generalmente son antagónicos en los tejidos sobre los que actúa (aunque algunas funciones son sinérgicas), si la alternancia cíclica estrógenos-progesterona se produce correctamente, todo funcionará bien.

Los estrógenos estimulan la multiplicación de las células endometriales, sin embargo, la progesterona contrarresta esta acción de multiplicación celular y además también se encarga de:

  1. Mantener el endometrio en su sitio sin descamarse, de hecho, la regla no comienza hasta que no caen los niveles de progesterona.
  2. Añadir secreciones en el tejido endometrial.

En la primera fase del ciclo menstrual, una vez termina la regla, las células endometriales comienzan a multiplicarse por el efecto de los estrógenos y después de la ovulación, en la segunda fase del ciclo, la progesterona mantiene el endometrio en el útero, añadiéndole secreciones pero sin multiplicar sus células. Al final de esta segunda fase, si no hay embarazo, bajan los niveles de progesterona provocando que el endometrio se descame.

En la edad fértil de la mujer, si continuase el estímulo de progesterona de una manera permanente, las células endometriales no se multiplicarían y, por tanto, no se engrosaría el endometrio, que quedaría siempre fino, con lo que se produciría una amenorrea (ausencia de regla), En el caso contrario, si hay un exceso de estrógenos provocaría una mayor multiplicación de las células endometriales, por lo que las reglas serían muy abundantes.

¿Por qué algunas mujeres sufren más irritabilidad o ansiedad?

Este hecho es conocido como “Síndrome premenstrual”, y es debido a que los niveles de progesterona en la segunda fase se quedan demasiado bajos. Como hemos comentado anteriormente, en la segunda fase la los niveles de progesterona deberán estar en el punto más alto, por lo tanto, si éstos se quedan cortos, no se contrarrestarán lo suficiente los efectos de los estrógenos, lo que provocará síntomas como:

  • Hiperestronismo (exceso de estrógenos)
  • Hinchazón
  • Tensión mamaria
  • Retención de líquidos
  • Estreñimiento o diarrea
  • Brotes de acné
  • Dolor de cabeza
  • Dolor articular o muscular

Si creéis que vuestro ciclo menstrual no es normal o es irregular, o necesitáis más información sobre este tema por cualquier motivo, no dudéis en poneros en contacto con nosotras.

Koena Salud

Bilbao

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies