Se conoce como latigazo cervical o “Whiplash” aquella lesión producida por colisión entre vehículos de motor, los cuales provocan movimientos de flexión-extensión forzados de la columna cervical.

Estos accidentes producen lesiones en tejidos blandos y en estructuras óseas, no solo a nivel cráneo-cervical, sino a lo largo de toda la columna vertebral.

Uno de los Whiplash más frecuentes es el que se produce por alcance posterior, el mecanismo lesional se suele producir en diferentes fases:

  • 1. La fuerza del choque trasero se transmite a la pelvis y puede generar una coaptación del sacro entre los iliacos.
  • 2. El impacto de la cabeza tras el choque posterior puede generar una disfunción del occipital, bloqueándolo en anterioridad. También puede lesionar la zona dorsal proyectando las vértebras hacia adelante e irritándose.
  • 3. El cuerpo es proyectado hacia delante, separándose del respaldo, de forma que la cabeza rebota hacia delante, pudiendo añadir tensión a la zona craneal y el sacro.
  • 4. En el último momento, el cuerpo termina de separarse del asiento, es en este momento cuando se generan las tensiones musculares cérvico-dorsales más importantes.

Con gran frecuencia la sintomatología secundaria al latigazo cervical no se manifiesta directamente tras el accidente, sino de 24 a 48 horas después. Entre dichos síntomas se encuentran:

  • Dolor muscular
  • Sensación de rigidez articular y muscular
  • Dolores de cabeza
  • Mareos / Vértigos
  • Molestias mandibulares
  • Síntomas neurológicos (hormigueos…)

Tras haber sufrido un latigazo cervical es especialmente importante acudir a un profesional sanitario para normalizar aquellas disfunciones que se hayan podido generar, disminuir las molestias secundarias al accidente y volver a la actividad diaria lo antes posible.

El tratamiento va dirigido a normalizar las disfunciones y a buscar el equilibrio del sistema músculo-esquelético de forma progresiva. Esto se lleva a cabo mediante diferentes técnicas de terapia manual (movilizaciones, estiramiento, manipulaciones….), ejercicios de fortalecimiento y estabilización de la columna cervical, pautas de higiene postural y un seguimiento a lo largo de todo el proceso de recuperación.

Si habéis sufrido un latigazo cervical o Whiplash o te quedan dudas sobre este tema, contáctanos y te ayudaremos.

Koena Salud

Bilbao

 

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies