La Fisioterapia en el Postparto se ha demostrado que es algo fundamental para la correcta recuperación de la faja abdominal y de la musculatura del suelo pélvico, además de tratar las posibles secuelas que puedan quedar tras un parto traumático. A  continuación os comentaremos nuestra forma de trabajar en esta etapa.

¿Cuando empezar a realizar Fisioterapia en el Postparto?

Todo depende del tipo de parto, en el caso de ser un parto vaginal con o sin puntos, lo ideal es acudir entorno al mes y medio de dar a luz, mientras que si hemos tenido una cesárea debemos de esperar un poco más, entorno 2 meses. Lo primero que realizaremos sera una valoración global de la mujer. En esta valoración miraremos la pelvis, la espalda, el diafragma, la faja abdominal, las cicatrices (en caso de haberlas), el suelo pélvico, tanto la fuerza como la resistencia del tejido y observaremos si las vísceras internas siguen en su lugar o hemos tenido algún tipo de prolapso, además de saber los antecedentes de la madre. Una vez realizada la valoración podemos aconsejar la mejor Fisioterapia en el Postparto, adaptándonos a las necesidades de cada mujer.

Una vez de realizada la valoración inicial  en caso de tener una cicatriz tanto interna como externa lo primero que realizaremos sera un tratamiento completo de la cicatriz, dándole más elasticidad y evitando posibles adherencias y compensaciones que puedan producirse por la tensión de los puntos.

En caso de que en la valoración hayamos comprobado tener un hipotono del suelo pélvico, disponemos del phenix , una maquina que nos ayuda tanto a potenciar, como a ser conscientes de nuestro control sobre el suelo pélvico, pudiendo reeducar nuestra musculatura de una manera muy eficiente. También contamos con los abdominales hipopresivos que son una herramienta muy ponente para mejorar en el tono del suelo pélvico, la calidad de nuestra faja abdominal y los prolapsos nivel I.

Si por el contrario tras el parto tenemos algún tipo de contractura en los elevadores del ano o de hipertensión en el suelo pélvico podemos realizar multitud de técnicas tanto de osteopatía, como de miofascial o bien de corrección postural. Al igual que si tras la epidural nos ha quedado resentida la zona lumbar, la fisioterapia aliviará y normalizará las estructuras puestas en tensión durante este proceso.

Una de las cosas que más nos preocupa en el postparto son las pérdidas de orina que se pueden producir tanto por hipertonía, como por hipotonía del suelo pélvico, por eso es tan importante realizar una valoración inicial en la que identificar el problema y así ponerle solución lo antes posible, ya que como todo, cuanto más esperamos para tratarlo más complicado resulta la rehabilitación, para la que siempre es necesaria la colaboración y el trabajo de la paciente.

Así que ya sabéis poneros en manos siempre de fisioterapeutas especializados en suelo pélvico para recuperar lo mejor posible tras dar a luz. Con trabajo y constancia los resultados son evidentes. Para cualquier duda que os quede poneros en contacto con nosotras estaremos encantadas de atenderos.

Koena Salud, Fisioterapia y Podología.

Bilbao.

 

 

 

 

 

Comparte..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, así mismo acepta que ha leído nuestro Aviso Legal, pinche los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies